domingo, 16 de agosto de 2020

El quelite, amaranthus

EL QUELITE

Chenopodium; amaranthus




Quelite: se aplica este nombre común en la parte central de la República Mexicana "México", sobre todo a varias especies de hierbas silvestres, comestibles cuando aún son tiernas, del género Chenopodium. Su nombre científico es: amaranthus, y de otros, y en particular al ataco, planta que también es de la subfamilia.

 

Quelite, del náhuatl quílitl significa «hierba comestible». Dicha hierba puede ser silvestre y crece principalmente en la milpa. Dependiendo del quelite, se puede utilizar la hoja, la flor o el fruto. Las formas más comunes de consumirlas son crudas (en ensaladas), guisadas, al vapor o hasta en infusiones.

 

Los quelites, formaron parte de la alimentación prehispánica y su consumo estuvo vinculado a la importancia de comer plantas medicinales debido a las propiedades de cada hierba. Se les consideraba un alimento con alto aporte nutricional cuya producción era espontánea: no había necesidad de cultivarlos.

 

El quelite nace solo entre la milpa en los terrenos de siembra, (1) pasa desapercibido para muchos. Es común caminar por las calles, y ver esta planta creciendo obstinadamente en los campos sin que nadie la haya sembrado, así, como si fuera monte. Hay quienes deprecian el valor nutricional de esta planta, en forma despótica afirman que nada mas sirve para las vacas y para que coma el ganado, desde la colonia este fue subestimado por los colonizadores, desconocían, muchas costumbres del México antiguo, pero tampoco erradicaron su consumo, y tampoco fue prohibido, este se seguía consumiendo entre las clases más bajas y desprotegidas, pues era el alimento  más común, no tenían que pagar por el, era fácil de conseguir  y se podía alimentar a toda una familia, si el taco y la tortilla con sal era una bendición, los quelites lo eran aun más. Es así que el "quelite" para las personas del campo fue y sigue siendo el alimento de los pobres. "Pobres los que nunca apreciaron el valor nutricional de esta noble planta".       

El quelite del náhuatl quilitl. Se les llama quelites hay por lo menos 70  especies de las cuales 40 son nativas de América y por lo menos 15 especies diferentes corresponden a México. Reciben el nombre de quelites, también son conocidos como quintoniles o quintonilli. Se trata del Amaranthus.   Crece en los campos agrícolas  de cultivo y de maíz en temporada de lluvias. En algunas regiones de México, les llaman quelites, cuando aun están tiernos, cuando están en flor se comen los racimos de botones en flor  a eso le llaman quintoniles, y la semilla es el amarantus o amaranto, sirve para hacer algunos dulces típicos, como la alegría.

Alegría: El dulce de amaranto que llamamos 'alegría' es un típico dulce mexicano hecho con semillas de amaranto, miel o piloncillo y algunos frutos como pasas o nueces. Anteriormente lo mezclaban con agua miel.     

El súper alimento de los mexicanos

El quelite es un súper alimento y oxigenante cerebral mejora la digestión y la flora intestinal. Posee una altísima cantidad de nutrientes, aporta en la alimentación: acido fólico, calcio, fósforo, hierro, magnesio, potasio, hierro, zinc, cobre, vitamina B1 o tiamina, B2 o rivoflavina, B3, A y C (más que la naranja). También es fuente de aminoácidos como la lisina, que se encuentra en la carne, el pescado, los huevos. Posee calorías, proteínas, carbohidratos, fibra y ceniza, es baja en colesterol y tiene mayor fibra que el maíz, el arroz y el trigo. Así también, sirve para limpiar el aparato digestivo, para combatir la diarrea, las hemorragias internas, la menstruación excesiva, las úlceras en la piel, la fiebre, la irritación de garganta, los parásitos, la tos y la depresión. Además, es utilizada en la estimulación neuronal y en la oxigenación cerebral, por lo que mejora la memoria y la concentración.

 

Jesús Hoyos Hernández

Publicaciones relacionadas.
ECOLOGIA ECOLOGIA ECOLOGIA Ecología

Compartir en Telegram Comment on gist
También puedes leer:

Artículos de tu interés
Ecología

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Gracias por sus comentarios