MENU




Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra la política de cookies, aquí Si continuas navegando estás aceptándola
Política de cookies +

abatarES




Sígueme en Face popular siguenos en facebook siguenos en Twitter siguenos en Google+ Canal de youtube sígueme en Tumblr síguenos en Linkedin siguenos en pinterest sígueme en Hi5! sígueme por Correo Sígueme en Instagram Feed 0 0 Radio Conacyt La Habana Cuba Radio 0 0 Telesur 0 Hispantv  Imagen Television

MENU Select

Esta página no tiene nada que ver con el frente de derecha llamado “Frente ciudadano por México” suena parecido pero no somos iguales, ni estamos de lado de los traidores a México. Ver el perfil de Jesùs Hoyos Hernandez en LinkedIn Share on Tumblr Hispanos Amnistía Amnistía International Especiales

Menú

Visitante No. http contador de visitas com
Google
Correo Gmail Correo Yahoo Correo Outlook

viernes, 29 de julio de 2016

Impunidad corrupción en las cárceles y penales de México

En las cárceles federales y estatales son verdaderas escuelas del crimen

La delincuencia organizada en México es el mismo gobierno  

Realmente la delincuencia organizada; no sería tan fuerte. Si no tuviera protección por parte de políticos y autoridades encargadas de impartir Justicia, los ministerios públicos y el poder judicial en general están plagados de corrupción e impunidad; donde reina la injusticia, donde se violan todos los Derechos Humanos a cada momento, la justicia es está al alcance de quien la puede comprar.

Las personas que están privadas de su libertad; por lo menos el 50% no están sentenciadas o sentenciados, y la mayoría se les sigue entre 3 y diez procesos por diversos delitos, la mayoría con infinidad de inconsistencias, muchas personas que no deberían estar en la cárcel, lo están. El delito es ser pobres, los que están en la cárcel son los pobres entre los pobres, algunos por que no pudieron pagar un abogado, no tuvieron un traductor entre de ellos muchos indígenas que ni siquiera hablan español, las autoridades defensoras de oficio no las asistieron, es absurdo que dentro de las prisiones existan personas que están presas por robarse una gallina por robarse unas sabritas; pero están personas nadie se ocupa de ellos por que no hablan español y por que no tienen dinero para pagar.

En las cárceles federales y estatales son verdaderas escuelas del crimen, están muy lejos de ser cárceles de reintegracion a la sociedad, o de reincersión social; que reintegren al delincuente o indiciado a la sociedad.


Dentro de los penales reina la ley del más fuerte lugares,  donde se cometen asesinatos, violencia, se pagan favores sexuales por chantajes o por cualquier tipo de coacción, se somete y se obliga a delinquir.
Las autoridades penitenciarias y las mafias que operan dentro de los penales son lo mismo.
A cualquier reo estar en la cárcel cuesta aproximadamente $5000 al recluso o a su familia mensuales, quién lo visita tiene que pagar. Donde la corrupción comienza en la entrada al penal hay tres filas para poder ingresar, al momento de pasar hay que dejar por lo menos $20, para poder ingresar ponerlos abajo de algo para que las cámaras de vigilancia no los vean, posteriormente someterse al cacheo qué más que un cacheo que realizan, son verdaderos tocamientos inapropiados para las mujeres.
Después hay que pasar por un arco detector de metales, posteriormente quién se encarga de llamar al reo qué tiene visitas, dentro del ambiente le llaman estafeta, esa hay que darle $10.
La estancia en cualquier lugar del penal afuera cuesta $7 por pasear en cualquier lugar.
Para pasar lista cuesta $50 qué se les tiene que dar.
Si quieren que se les pase algo comida la comisión cuesta $100.
Para sentarse a comer en cualquier ò donde se sienten también les cuesta $100.
Les cobran para poder entrar, para poder vestir, para poder comer, les cobran Prácticamente todo, si quieren hacer uso de los lavaderos cuesta $5 aparte tienen que pagar el agua que utilizan los reos.
Si quieres protección también te cuesta, si no pagas los demás reos te hacen la vida miserable dentro del penal. Esto es por vivir en cualquier penal como cualquier reo, pero si quieres vivir, una vida llena de lujos y preferencias, también se puede vivir como un rey, por ejemplo, si quieres estar cómodo pagas, quien labe tu ropa, baño limpio, ropa limpia, el dinero la corrupción, impunidad, y la ley del más fuerte reina en estos lugares.

Si quieres una botella de licor del más corriente qué afuera cuesta $80 adentro viene costando unos $300, una cajetilla de cigarros de 50 o $40 adentro cuesta de 80 $100.

Si llegas con ropa limpia o alguna prenda de vestir y no pagas los derechos, los demás presos harán un botín, de los que lleves puesto.
Todo tipo de drogas y armas adentro se consiguen muy fácilmente. Los reos que no pueden pagar nada de esto, son los más miserables que se puede uno encontrar afuera.

"Los reos y los familiares de estos  no se atreven a denunciar pues saben de la suerte que correrían estos dentro del penal"
Por eso los narcos y sicarios viven como Reyes dentro de los penales de alta seguridad; dónde pueden operar desde adentro, a células del crimen organizado porque cuentan con medios de comunicación como, celulares, computadoras, y hasta mujeres y protección de reos, y de las mismas autoridades porque el dinero lo compra todo, menos la verdadera justicia.

Jesús Hoyos Hernández

Publicaciones relacionadas.


SEGURIDAD CORRUPCION DERECHOS HUMANOS







También puedes leer:




Artículos de tu interés

CRÓNICAS CRÓNICAS

atras y adeleante


twtter


Inicio


Braves del día

Facebook Twitter Google Digg Reddit LinkedIn Pinterest StumbleUpon Email

widget atomic

Widget is loading comments...

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Lo más reciente

Carta del Párroco José Martín Hernández Martínez ante las acusaciones de Antorcha campesina contra el y contra Alonso Aco.

Antorcha Campesina Acusa al párroco José Martín Hernández Martínez  y   Marco Alonso Aco Cortes El pasado díez de octubre del áño en...